Mejora tu Sistema de Cobranza

¿Está preparado para mejorar su sistema de cobranza?

 
octubre 21, 2021 6:04 pm Published by
 

Sin clientes no hay negocio, es una verdad irrefutable. También lo es el hecho de que esos clientes deben de poder pagar dentro de las fechas contempladas en los contratos de servicios. Cobrar es de esos asuntos que o se odian o se aman; y casi todo mundo detesta perseguir a los clientes. Por suerte, en esta era digital hay herramientas que hacen mucho más eficiente y fácil la cobranza.

Ahora existen herramientas que agilizan el proceso y dentro de sus servicios ofrecen posibilidades de estructurar los cobros de maneras diferentes, por ejemplo, registrar los pagos de los clientes y, además, llevar un registro de los acuerdos de pago de estos. Por otra parte, se puede organizar en grupos a los clientes de acuerdo al tipo de cobro que se tiene acordado con cada uno.

Estas plataformas le dan la opción de hacer el cobro de las facturas de manera automática, es decir, abren un canal claro y definido con el cliente en el que se le recuerda del pago que tiene que hacer. Esto ayuda a que el cliente tenga presente los tiempos de cumplimiento y que el prestador del servicio no tenga que recordárselos; sin duda, puede ser una forma de mejorar la relación con el cliente y su experiencia con la empresa. ¿Se imagina el ahorro de tiempo y esfuerzo que representa esto?

Otra de las ventajas de utilizar herramientas digitales de cobranza es que ofrece la posibilidad de hacer estrategias de cobro con base en la secuencia de acciones que se llevarán a acabo, por ejemplo, si un cliente contrata varios servicios o productos que tienen que entregarse en fechas consecutivas.

En general, las plataformas de servicios digitales suelen reducir gastos de operación y tiempos de ejecución, lo cual se traduce en la eficiencia en el uso de recursos de la empresa, y los servicios de cobranza no son la excepción. Por ello, son, cada vez más, un elemento esencial para las empresas, en especial las PYMES que quizá no tienen la infraestructura para tener un departamento específicamente dedicado a la cobranza. Con todas estas ventajas, lo que queda por preguntarse es: ¿Estás listo para mejorar tu sistema de cobranza?

Si la respuesta es sí, es momento de que hablemos. Haz clic aquí para más información.