PYMES y Servicios Electrónicos

Las PYMES y los Servicios Electrónicos

 
octubre 14, 2021 5:42 pm Published by
 

En muchos países de Latinoamérica más de la mitad de los empleos son generados por PYMES. México, según algunos analistas, es un país construido por este tipo de empresas y se les considera como el motor de la economía. Esto nos da una idea de lo importante que es que las PYMES se desarrollen lo mejor posible. Una de las cosas que hace que una PYME fracase es la falta de actualización y eso, hoy en día, significa ser competitivas digitalmente.

En promedio, una PYME dura 7 años. Implementar servicios electrónicos podría hacer más redituable el negocio mediante el recorte de gastos e incluso alargar su tiempo de vida. Esto se debe a que la digitalización permite controlar mejor los ingresos y egresos de efectivo, tiene una variedad de herramientas que, por lo general, son más económicas que las formas tradicionales de gestión, por mencionar algunas.

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las PYMES, respecto de los servicios electrónicos, es que casi nadie está capacitado para utilizar el vasto número de herramientas disponibles. Invertir en educación digital resulta necesario, pero puede ser costoso y muy probablemente no haya un presupuesto designado para eso. Así que, si todavía se encuentra en etapa de planeación del negocio puede ser el momento perfecto para tener una partida presupuestal para esto. Otra opción es contratar servicios de asesoría o elegir las plataformas que son esenciales para su negocio y dedicar algunas horas a aprender a usarlas eficientemente.

El otro gran reto es el costo de la digitalización. Si bien es cierto que las herramientas electrónicas llegan con la promesa de un recorte de gastos, también es importante señalar que implican un costo inicial que puede resultar elevado para muchas de estas empresas. Asimismo, es fundamental reconocer que este “gasto” es, en realidad, una inversión en términos de eficiencia y posibilidades de crecimiento para la empresa. Los gastos o inversiones que implica la digitalización tienen dos vertientes. Por un lado, la contratación de servicios digitales que, siendo honestos, todavía no contamos con una plataforma que centralice, al menos, los servicios básicos necesarios para la PYME, lo cual conlleva a tener que contratar varias plataformas. Por otro, las modificaciones que tendrán que hacerse en la empresa para poder implementar la digitalización; en ocasiones, esto significa eliminar un área en la que ya se había invertido un presupuesto, en otras, puede llevar a una reestructuración de la empresa.

A pesar de estos costos, la digitalización es una realidad que llegará a casi todas las PYMES en el futuro cercano. Por suerte, se pueden diseñar estrategias de digitalización que hagan más amable la transición e, incluso, hacerla por etapas. ¿Por dónde empezaría usted a llenar los huecos de digitalización de su empresa?