Dar Crédito sin Morir en el Intento Parte 1

Salud financiera, Parte 1: ¿Cómo tener Clientes que Pagan a Crédito y No Morir en el Intento?

 
noviembre 4, 2021 8:30 pm Published by
 

Uno de los retos a los que se enfrentan la PYMES y MIPYMES son las facturas por cobrar. Tener clientes que no pagan de inmediato puede convertirse en un problema que golpeé directamente las operaciones de la empresa. Lo que subyace a este problema es la liquidez. Y, por otro lado, es probable que estas empresas no puedan darse el lujo de rechazar clientes que piden un tiempo de crédito para pagar el producto o servicio contratado.

La falta de liquidez puede hacer quebrar a la empresa, y no sólo esto, sino que, en caso de no contar con los recursos para seguir operando, puede caer en incumplimiento de contrato, sumando un problema legal al asunto (y los gastos que eso implica).

La clave para que los clientes que requieren un crédito de pago al contratar un servicio no sea perjudicial para la empresa es la gestión eficiente de las facturas por cobrar. En este sentido, un departamento de tesorería o de finanzas bien capacitado es crucial. Pero, como sabemos, hay empresas que no pueden conformar tantas subáreas para operar. En estos casos, buscar herramientas digitales o plataformas de servicios electrónicos de administración puede salvar la vida de la empresa o, al menos, ganar un poco de tiempo en lo que los cliente pagan.

Lo primero que se debe hacer es tener un manejo eficiente del capital disponible. Eso significa hacer un control estricto de gastos para evitar fugas de dinero, pero también asignar las tareas al personal adecuado; es decir, administrar el capital humano con el fin de que el uso de los recursos económicos sea más eficiente.

Lo segundo es tener una administración eficiente del capital activo. O sea, del efectivo del que se dispone, las inversiones a corto plazo, manejo de la cartera de clientes y del inventario. Todo esto sobre la base de que se tiene un cálculo lo más exacto posible de los gastos de operación. Esto ayuda a maximizar los recursos realmente disponibles para la empresa y ayuda a generar una administración capaz de dar solvencia a la empresa.