https://cloudcollector.com.mx/contacto.php

Salud Financiera, Parte 2: Armonía entre Cobros y Pagos

 
noviembre 11, 2021 7:26 pm Published by
 

Tener clientes que pagan a crédito significa financiar el servicio que ofreces sin cobrar, por un tiempo. Es, prácticamente, trabajar gratis en lo que el cliente paga. Esto suena terrible, ¿no? Pero, muchas empresas lo hacen para conseguir clientes. Después de los malabares para financiar el trabajo, viene la calma: la factura puede cobrarse. Mientras tanto, es importante que la incertidumbre financiera no se apodere de la empresa.

¿Cómo sobrevivir la ansiedad de que el servicio que se prestó será cobrado 30, 60 o 90 días después de haberlo hecho? Las empresas no pueden hacer yoga para nivelar el estrés, pero un equivalente sería contar con espacios en los que el negocio pueda estar protegido ante estas situaciones.

Una de las cosas que se pueden hacer es negociar con el cliente las condiciones del crédito para tratar de acortar las fechas de pago o acordar las que más convengan a la empresa. Otra es contar con un respaldo económico que permita sostener ese financiamiento; esto se puede hacer con créditos bancarios o de otras instituciones o con socios externos. Incluso, el propietario puede hacer préstamos a su propia empresa. En cualquiera de estos casos, la perspectiva debe plantearse en términos de inversión.

Por otra parte, es muy conveniente diversificar su cartera de clientes de tal manera que pueda cobrar en poco tiempo la mayoría de su trabajo. Así, tendrá facturas cobradas en el momento de dar el servicio, otras a un mes y otras pocas a 60 días o más. Esto le dará un soporte extra en términos de liquidez. Y, en muchos casos, la liquidez se traduce en salud financiera para la empresa. Aunque la verdadera piedra angular de esta sea una correcta administración de recursos.

Uno de los puntos que es absolutamente necesario tener bien cubierto es armonizar los términos de cobro de factura con los pagos a los proveedores. Esto hará que fluya el capital y mejorará la administración de la empresa, reduciendo deudas y aminorando el riesgo de incumplimiento de contrato de un lado y de otro. En este sentido, la empresa que está dando crédito al cliente puede pedir crédito de pago a sus proveedores y así lograr empatar los tiempos en los que el dinero se hará presente.

Si tienes dudas o quieres saber más sobre este tema, ponte en contacto con uno de nuestros expertos, estamos listos para ayudarte. Haz clic aquí para ponerte en contacto con Cloud Collector.